por Jonathan Estrella hace 3 meses

Tiempo Muerto

Cuatro cinco cinco, y te pienso.
Números, objetos, siluetas:
todo a remembranza tuya.
Te dibujan horas desiertas,
te palpan espacios ausentes.

Cinco dos uno, y te nombro.
Luces, colores, sabores:
todo a remembranza tuya.
Te aluden voces silentes,
te recitan versos inciertos.

Cinco cuatro siete, y aquí
no hay rosas, pero respiro
perfume de tus gardenias;
no arde el sol, pero calienta
la luz falaz de tu sonrisa;
no hay mieles, pero me embriaga
tu dulce amargo recuerdo.

Seis en punto, reina el silencio
y ya no hay nada, y ya no hay nadie;
tan sólo tú, tan sólo yo,
yo estoy aquí… ¡Tú en mis quimeras!

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Te gusta este texto?

Se el primero en dejar un comentario.