por Nuria de espinosa hace 2 semanas

Sueños perdidos

No son las rosas las que florecen en tu alma,
tu alma es clara y alberga espinas,
espinas llenas de sueños que alumbra la aurora,
aurora dolorida en la mañana y el recuerdo,
recuerdo que un tiempo fueron besos,
besos que se tornaron amargos,
amargos y opacos como las caricias,
caricias que un día besaron tu mejilla,
mejilla cristalina en la mirada sonrojada,
sonrojada cómo una bella amapola,
amapola que se ilumina con el calor del sol,
sol cálido que ilumina la luz de mi corazón.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios