por Jonathan Estrella hace 2 semanas

Rumores

Una lluvia de inoportunos rasga
sin piedad el alado manto de Érebo:
dos risas, seis pasos y una canción
un gemido, estallido, mil ladridos
un zumbido infernal y un noticiero
con las plagas del nuestro faraón.

Las esteparias neuronas de mi alma
con sed de un siglo crepitante anhelan
arrebatarle versos al silencio
mientras las hojas tiritan de olvido
en árboles fecundos de misterios.

Vendaval canciller de siete cielos
te acercas susurrándome al oído
rumores de leyendas remotas:
el albor de los dioses es eterno
efímeras las noches del poeta.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios