LA HISTORIA DEL PERRO ENCADENADO

por Manuel Rod hace 1 año

Ella adora meterse en cada jarana,
escapar de las ''ideotas'' de su amo,
tiene purina, título, veterinaria,
pero no le hables de darse un baño

No para de dejarme ''regalitos''
en cada esquina de la casa,
pedazo de perrita full de brío
que se cree una leoparda

El billete que no jugué ni en sueños,
y sin embargo gané en premio mayor,
¿cuándo solicité ser niñero
del bicho que Lidia compró?

Pegada a mí como una pulga cariñosa
o la buena suerte del pendejo,
la chucha no deja de lamerme
como si yo fuera un caramelo

- "¡Manolito ciérrale la puerta a Pitufa
pa' que no escape otra vez !"-
- "olvídelo Flor si ya anda suelta
abonando'' el patio del juez" -

Pero total si ella es como tu hija
y se ve linda cuando ''decora'' el piso,
¿pa qué atarla a una esquina
y escucharla soltando gritos?

Deja a esa preciosidad ser
¿quién va llevarse esa princesa?,
si hasta hace liga con el gato
y mis zapatos se fugan con ella

Si no hay remedio pa'l desnú
que le llueve todo menos ropa,
¿en qué idioma tengo que gritar la ranchera?
si vamos a tenerla en casa,
¡por Dios no le pongas cadenas!!
.
Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios

Poetaínos