por Lau Lizardo hace 2 meses

Quiéreme despacio

Quiéreme así, alma mía, quiéreme en pedazos, prometo
no lastimarte, pero quiéreme. Quiéreme triste, quiéreme virgen,
quiéreme alegre, quiéreme entera, quiéreme por partes,
quiéreme despacio.

No te asustes con mis roturas, son las marcas de lo que he vivido,
de lo que he sentido, de los miedos que colman mi espacio, de los jardines
que ya no tienen flores porque las he ido arrancando.

Quiéreme sin piedad, quiéreme en mis días, quiéreme en soledad,
quiéreme en mis melancolías, quiéreme como quieras, pero quiéreme.
hasta que se confundan tu alma y la mía.

No te quiero para siempre, te quiero para que me recuerdes que debo olvidar y seguir,
pero tú, quiéreme. Con todos tus colores, con todos tus sabores, sarandea mi memoria,
pero cuidado con volver a romperme y no me mires a los ojos porque puedo llegar a
quererte, porque los ojos son el espejo del alma, dice la gente, y si te veo se acaba mi suerte, porque no quiero quedarme y no quiero detenerte.

No mires mis ojos porque pueden quemarte, y ese dolor no quiero provocarte.
¡Ay alma mía, quiéreme despacio! Quiéreme a mi tiempo, quiéreme en tu piel hasta que
se fundan mis recuerdos en lo más bajo de tu espalda.

Y si algún día vuelves a pasar por mi puerta, aquí estaré esperando, en el quicio de mi
esperanza muerta, a la vera de mi paz y mis espantos, en medio de esta condena de quererte tanto.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios