por Mª José hace 8 meses

QUEBRANTO

(popular)

¡Ven acá, marido mío,
que te arrastre a mi condena
por tanto haberte querido!

Ven aquí
no te escondas,
y arranca nuestra pena,
que es muy honda.

!Es que no tengo sosiego,
pensando siempre en tu boca
y en el color de tu pelo!

Lo más triste
de mi alma,
es tu pena, que me sangra.

¡Ven acá marido mío
que te arrastre a mi condena
por tanto haberte querido!
(mªjfs)
_______
Nota:
Época
en la que tuvo mi esposo
su enfermedad.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Qué te ha parecido?

Se el primero en dejar un comentario.