por Nuria de espinosa hace 3 semanas

Mi Fortaleza

Después de una repentina aspereza, el crepúsculo prometía descomponerse
atropellado por nubarrones,
de tanto en tanto
mi sentido se dirigía al pasado reciente de sus encolerizas palabras.

Ese firmamento tan recóndito
me aportaba más añoranza,
al no percibir ningún recuerdo de felicidad compartida.


La noche veloz, asaltaba mi pensamiento atravesando mi corazón
y quebrando mi voluntad de mortificados pensamientos.

En el albor del firmamento, entre la densa penumbra
percibía mi tristeza,
sobre un absurdo vivir que ocultaba mi angustia.

Y me abracé con fuerza a un mundo de libertad existente,
sin dominadores, donde mis decisiones dependen solo de mi.

Allí no había machistas ni maltratadores y no voy a ceder en mi voluntad para no perderme por el sendero que deje un solo resquicio a la maldad,
porque solo un delito cometí y fue amar con intensidad.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Te gusta este texto?

Se el primero en dejar un comentario.