La verbena del murmullo

por Nuria de espinosa hace 2 días

Desde mi ventana veo los tulipanes preñados de sol.

La flores en las horas aciagas lloran y la oveja bala.

Qué verbena el murmullo de la yerba fresca.

El prado en el rocío aparece como cristales azules y verdes.

Y el águila vuela a contra viento hasta su nido
sin haber sido vencido.

Pero cuando el sol abre sus brazos,
un manto de calor ocre cubre los caminos.

El susurro se pierde en el vaivén del tiempo,
oculto en el paisaje escondido.

Allí lloran los almendros; la escarcha los ha descubierto.

Y en esta alborada de finos verbos,
el algodón es la flor más florecida,
donde el cuchillo palidece al ver su blanco doliente.

Y pinta el aire la esquirla de un negro azabache,
huyendo de un jazmín florecido,
porque el prado verde se esfuma,
bajo las gotas de un aguacero.

Se disipan las nubes y aparecen las mariposas.

Allá en el barranco donde la muerte llora,
las piedras se deshacen con tu pena, penita pena.

Y con aliento de la montaña,
puro en la mañana,
sopla la brisa lozana que palpita bajo el cielo,
en la aurora que presencia
la proclama.
Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios

Poetaínos