por Nuria de espinosa hace 3 meses

La tristeza no se alejaba

Una mañana de

otoño

el cielo se tornó

gris.

Sentí la soledad

cubrir mi rostro

pero no se alejaba

de mí.

Le diré a la

tristeza que la

ignoro...

Quizás se aleje

de mi.

Remembranzas y

pesares

en la aurora cobriza

que la mirada de la

melancolía

deja la niebla salir.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Te gusta este texto?

Se el primero en dejar un comentario.