por Nuria de espinosa hace 1 mes

Hoy pensé

Hoy recordé tus palabras
clavadas en mi cuerpo.
Te otorgé el beneficio
de la duda y tu traición
así me lo pagó...

Ni tus besos y caricias,
pudieron salvar nuestro
amor que ya hacía aguas.

Hoy, la oscuridad de mi
alma se vuelve púrpura
en el crepúsculo que
precede a la noche.

Soy halcón al acecho
dispuesta a cazar su
presa, con las garras
de un corazón dañado.


Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Te gusta este texto?

Se el primero en dejar un comentario.