Discrepancia ancestral (Ensayo en dos partes-1/2)

por Beto Brom hace 2 meses

Primera Parte:
Es la creencia de multitudes que una fuerza superior ejerce su autoridad sobre el mundo entero. Dicha fuerza, así lo interpretan, programó, creó y otorgó vida a todo ser viviente, allí, en el comienzo de los días, y que además tal fuerza, haga y deshaga, influyendo en todos los ordenes. En una palabra: domina sobre nuestras vidas.
No podría resultar de manera distinta, pues, provista de poderes sobrenaturales, en todo el buen sentido de la palabra, predomina sobre sus súbditos, utilizando, así se cree, un sistema de conducta en el cual todo se maneja con premios y castigos.
Los nombres con que se designa a esta fuerza superior, varía de acuerdo a decisiones preestablecidas en el campo de los creyentes.
Toda acción, acontecimiento o fenómeno que escapa a la comprensión de la mayoría, se atribuirá, entonces, a los deseos de aquella fuerza que todo lo abarca, cobija, o sea que, en el aspecto general, protege la vida.
No es necesario reparar en símbolos, las pruebas son claras y evidentes. Sólo basta creer, y la imaginación, convertida en visión, captará los deseos infinitos de aquella fuerza que hará posible el supuesto bienestar.   
Diversos, difíciles, hasta estrafalarios,  en momentos, resultan los artificios utilizados por los auto-encargados de fortalecer y de esta forma resguardar, los fundamentos primordiales y básicos de la creencia.
Una especie de nebulosa embriaga las mentes ansiosas de elevarse a un nivel en el que los pensamientos se funden con los deseos, y renace la gloria individual, cual flor en el jardín de la primavera.
Los hombres dueños de un raciocinio especial, propio de su estirpe, se definen, actuando de acuerdo a parámetros que no siempre son acertados; lo cual es de lamentar en infinidad de casos, pues originan controversias que solo el tiempo posee la capacidad de conseguir un final a tales situaciones. 
Ellos involucraron, a lo largo de los días, más muertes de hombres en manos de otros hombres.


Continuará...
Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Qué te ha parecido?

Se el primero en dejar un comentario.

Poetaínos