por Nuria de espinosa hace 1 año

Cuando aún queda amor

La lluvia, que baña
la rosa...
De pétalos rojos
y suave aroma.

La lluvia, que a las
plantas calma la
sed...
Y los niños en sus
charcos saltan.

Lluvia, agua clara
serena y alada
que riega los ríos
y se viste de gala.

Quizás sean tus
pensamientos,
que por la noche se desahogan o quizás
sea mi llanto.

La lluvia cae sobre la tierra,
oprime mi pena y
riega los sueños que no se hacen realidad.

Tus lágrimas y las mías,
nada las puede consolar. Seremos gotas de agua en el más allá.

La lluvia perece en el letargo de nuestro amor. Y ahora, somos extraños entre paredes de silencio.

Tu rencor y mi orgullo
está destruyendo
aquello que formamos
con tanta ilusión.

Ninguno se atreve a dar el paso porque aún hay amor. ¿Qué hacer contra el dolor?
La lluvia llora en su soledad.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios