por Jonathan Estrella hace 1 año

Claro de luna ausente

Venus la insomne coquetea con Tauro
esta noche diáfana de luna ausente
tan radiante que al sol suplantar aspira.
Sirio en la distancia observa palpitante.
La virgen de los cielos ha dado luz
a mil galaxias pobladas de acertijos,
y el felino recio del cosmos insiste
en oponerse a un crustáceo errante.
Orión y sus canes vigilan atentos
los gemelos altivos que uno en el otro
concentran la mirada. La osa mayor,
del éter boreal degusta las mieles,
y la menor osa acariciar me deja
su traviesa cola de estrella polar...
—¡Ojalá tus luces ignotas de abriles
irradien por siempre mis ojos sedientos!—
dije admirado. —¿Qué sabes tú del tiempo?—
arremetió displicente el firmamento.
—¡Comienza apenas la gesta del poeta!—

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios