por Maike Lara hace 2 semanas

Claro de luna

¡Oh tu hermosa luna!
Que has sido doncella y musa,
Que llenas de luz nuestras noches
Y das alegría al derroche.

Nuestras penas desaparecen
Al contemplar tu tenue brillo,
Una luz humilde y piadosa
Que elimina lo sombrío.

Tú, satélite terrestre
Que desde siempre nos has servido
De inspiración y delirio divino
Para todo en cuanto está vivo.

Que par de amantes nocturnos,
O más bien cualquier taciturno
No haya reparado un segundo
En verte en el cielo oscuro.

Como quien observa todo lo ocurrido,
Tú guardiana de las tinieblas
Que tanto has vivido.

Si creces o menguas
Me es totalmente desconocido.
Tal parece que llega a mi
Todo la luz de tu brillo.

Sigue querida amiga,
Inspirando alegría
A cuantos poetas vengan
En busca de vida.

Tú, musa de Lorca,
Meta imposible del Siglo veinte,
Asistente perenne del arte,
Numen y estro que se sienten.

Hoy te miro y sonrío,
Y tu luz en paz respiro.
Para que alumbres lo que escribo
E inspires en mí lo divino.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios