por Nuria de espinosa hace 8 meses

Carla

Carla estaba sentada sobre el sofá de su salón, perdida entre la vida y la muerte, miraba el corte que acaba de hacerse en la venas de su brazo derecho y sonreía aliviada. Por fin dejaría de sufrir, no valía la pena seguir luchando.
¿Total, para qué? - Pensó, - estaba cansada, muy cansada, llevaba años luchando contra ella misma y no estaba dispuesta a ver cómo las drogas la consumían por dentro.
¡No! está vez sería ella quien ganase la batalla… suspiró y miró de nuevo la sangre, que no dejaba de manar de sus venas, - ya queda poco se dijo.
Sonrió levemente, veia como se acercaba arrastrando su guadaña. La miró, relajada, antes de que la oscuridad la envolviese en la paz que tanto anhelaba.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios