por Bryan Thomas hace 3 meses

Bálsamo de sal (Soneto)

Cuando agitas tu mar me haces espuma
arrastrándome a la costa indefenso
moribundo, más sensible y propenso
ante tu piel morena que me abruma.

Hoja eres de palmera que perfuma
el elevado cielo, el mar extenso,
hondo arrecife y el salitre intenso;
pena que el olor a caña difuma.

El sol se cuela en el agua y refleja
tu cintura, divinidad que evoco,
y a la muerte y al deseo asemeja.

Porque tú eres la rosa de Bayahibe
un bálsamo de sal, arena y coco,
hija de los ángeles y el Caribe.

28/08/2020

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Te gusta este texto?

Se el primero en dejar un comentario.