por Carolin Lugo hace 2 meses

Desperté pensando en ti.

Ayer desperté pensando en ti y en ese cuerpo de amapola que me cubre por las noches.
En el fuego de tus besos que atraviesa la aurora.
Si,en las horas cortadas y marchitadas por el tiempo.
En cada palabra que decias en silencio.
Mirando tu rostro vistiendo a la luna.
Tocando el paso de tus cabellos por el viento.
Y me quede ahí,dormido a la sombra de tus pechos....


por Yarianni Familia hace 1 año

Atracción

Entre susto y suspiro siento correr en mi pecho, ese absurdo sentimiento que sienten algunos mortales, es tan poco tolerable y a la vez tan apacible y es tan apetecible que hasta hace sentir culpable, es frío cuando se apaga y cálido cuando empieza, tormentoso, peligroso pero a la vez tan armonioso que desborda nuestras almas con esa perfecta danza que acelera nuestros pulsos, es astucia y avari...


por Maike Lara hace 2 meses

Luces del cielo

Hoy veo las estrellas,
Esas pequeñas luces del cielo.
Las miro y las observo
A través de los ojos que tengo.

¿En cuantos lugares más
Otros jóvenes como yo
Con sueños e ilusiones
Con miedos y temores
Habrán alzado sus ojos
A ver este oscuro panteón?

¿En tantos barrios y cañadas
Cerca de campos y ciudades
Ojos esperanzados y atemorizados
Contemplarán lo que hoy veo ...


por Heddy Lorenzo hace 1 año

Cauce

Pulverizó la forma original. Descontento, quería otra presentación. Se afanó, insistía en martillar aquella externalidad. Era un cincelar, recortar, agregar perenne. Nunca llegaba al ideal planteado. Vivía prisionero en la jaula de las mil siluetas. Desdibujándose pasó años. La inevitable flacidez llegó, porque era una característica propia del tiempo. El río buscó su cauce natural, v...


por Nuria de espinosa hace 1 año

El dolor del corazón

En el tiempo perecedero
mi negra melancolía lloró
por cansancio y añoranza
de quien la vida me dio...

Hoy, me refugio en mis letras,
mis versos, prosa y poemas,
son el desahogo de mi alma
que desgastada de amor habla...

En mis sueños, mi pluma cansada, me decía que no cesará, erudita o no, y siguiese mi ilusión...

Si las páginas veo blancas
recurro a mi corazón, q...


por Wilkin Beltré De Óleo hace 1 año

La soledad y yo

La soledad se envolvía como pudiera
entre mi pecho y mi memoria
y una que otra vez anidaba en mis manos
sin importar cuán cerradas estaban
qué tan lejos fuera yo
ni qué tan acompañado estuviera.

No tenía hora ni lugar en deslizarse
entre recuerdos que me hacían buscarte
en cada espacio a los que siempre fuiste
o te llevé a mi lado;
aunque jamás, y lo confieso
dejé d...


por Kelvin Rafael García Álvarez hace 1 año

Por Amor

Por amor se gana un corazón,
Por amor se entrega hasta la vida,
Por amor se enciende la pasión,
Por amor se curan las heridas.

Por amor se cometen locuras,
Por amor se rompen las barreras,
Por amor se dan besos con ternura,
Por amor se cruzan las fronteras.

Por amor se regala una flor,
Por amor se da todo por nada,
Por amor todo tiene color,
Por amor vives de mi enamora...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Cuando aún queda amor

La lluvia, que baña
la rosa...
De pétalos rojos
y suave aroma.

La lluvia, que a las
plantas calma la
sed...
Y los niños en sus
charcos saltan.

Lluvia, agua clara
serena y alada
que riega los ríos
y se viste de gala.

Quizás sean tus
pensamientos,
que por la noche se desahogan o quizás
sea mi llanto.

La lluvia cae sobre la tierra,
oprime mi pena y
riega los sue...


por Eridannia Montero hace 1 año

La abuela

Esa noche la abuela se acostó primero que él. No quiso ver la última telenovela del canal 5 porque le hastiaban las escenas de mujeres desnudas. Sacrificó su hora de noticia que transmitían a las once y fingió un dolor de cabeza.
Estaba cansada de reponer el salami y los huevos que apenas alcanzaban. Él no economizaba nada. Cada noche aprovechaba la madrugada para atragantarse cuanto hubi...


por Bryan Thomas hace 1 año

El día que viene

En mi afán de querer volver a verte
procuro dejar la charla inconclusa
un café a medias o alguna otra excusa
a ver si nos une otra vez la suerte.

En tu afán de querer ser libre y fuerte
me dejas una esperanza difusa;
no sé si serás inocente o ilusa
o si al mirarme sufrir te diviertes.

Tu palma abierta mi corazón tiene,
(te lo confirma un temblor y un suspiro)
cual sumiso rendid...


por Bryan Thomas hace 1 año

Cigüita (Soneto)

La cigüita posada en el palmero
te canta su merengue suavecito
y te manda un abrazo y un besito
porque sabe lo mucho que te quiero.

La cigüita voló hasta el cocotero
buscó para ti el nido más bonito;
volvió para cantarte, yo lo admito,
porque sabe lo mucho que te quiero.

Y te tejió un vestido de guandul
con algodón fino y de cielo azul
y lo dejó colgar al tendedero:

así ...


por Una intensa más hace 1 año

Con tu boca

Yo con tu boca quiero dibujar trazos curvilíneos, líneas no rectas.
Desplegarme quiero, en las ondas sonoras de tu labio inferior; convertirme
en el compás de tu lengua.
Tu boca me invita. No me detiene, no me detiene a besarla, porque eso
es lo que quiere.
Ella lo pide, es una sonsacadora, bastante provocadora.
Yo con tu boca quiero teñir el mar de rojo....


por Bryan Thomas hace 1 año

Santo Domingo, libre te he soñado (Soneto)

Santo Domingo, libre te he soñado
y ágil, tal como fuiste concebido,
fuerte, sublime, grande, decidido,
para dar de tu amor y ser amado.

La miseria se cierne y ha empañado
aquel don del que fuiste bendecido
así no germinas, ni has florecido
por la avaricia que te ha gobernado.

No es tu hijo el hombre infame que camina
corrupto sobre tu sagrado suelo
y se hace rico habiéndote hum...


por Bryan Thomas hace 1 año

Tu mirada (Verso libre)

Tu mirada es un beso crudo
un pozo profundo
un laberinto de estrellas
una mañana nublada y espesa.

Tu mirada es la deriva
de un barco de contrabando
una montaña alta y soberbia
un puñal frío.

Tu mirada es una botella opaca
donde Dios vertió su aliento,
donde el vino añeja.

A tus ojos no le importan la vida
y me miran y muero
y muero y me miran.
A tus ojos no le importan m...


por Eliodoro Arnó hace 1 año

Nostalgia: prosa y versos

Desde aquí arriba se observan manchas oxidadas y la ciudad es casi invisible por el humo que se confunde con las nubes. Los agricultores regresan del conuco con las manos negras igual que su ropa. La noche no tarda en llegar.

Si el río llorara a esta hora ya estaría muerto, no me cabe duda, pues la sombra oscura que le rodea no causa más que tristeza. ¿Quién diría que hace apenas unos me...


por Bryan Thomas hace 1 año

Engranajes (Soneto)

El pecho lleno tengo de engranajes
que se oxidaron por el agua clara
que emanan los faroles de mi cara
en un intento de autosabotaje

y buscando alguna pieza que encaje
le rogué a tu pupila me mirara
y logré suplicante que me hablara
en su secreto binario lenguaje:

me habló de misteriosos mecanismos
que los tuyos, los míos, son los mismos
y aunque oxidados o rotos, trabajan.

Qu...


por Kelvin Rafael García Álvarez hace 1 año

Ladrón Nocturno

Cada noche me incomoda
Que me dejas solo hablando,
Esto se ha vuelto una moda,
Me sigues abandonando.

Aunque no tienes la culpa
Eres parte del problema,
Pues no le pones excusas
Y le haces juego en el tema.

Ese que en la noche llega
A robarme tu cariño,
Que sin pensarlo te entregas
Y me tratas como un niño.

El te incita cada noche
A que caigas en sus brazos,
Y tú te vas...


por Heddy Lorenzo hace 1 año

UN INFINITO QUERER

Llegaste a mi vida como la culminación de un anhelo ancestral. Amar con sentido de trascendencia y estar consciente de cada acto implica una relación honesta con la otredad. Producto de esa intersección maravillosa de cuerpos, mentes y espíritus surgiste tú. Posees inteligencia lúcida, integridad, bonhomía, alegría ingenua, manos ágiles creadoras de belleza. Sí, tú, a quién he amado de...


por Una intensa más hace 1 año

Indescriptible

La pluma desea hilvanar las ideas, coser el alma herida tras el portazo.

Los hematomas no han parado de llorar y el alma se desangra.

Brotan, son océanos

y yo me hundo en el silencio......


por Wilkin Beltré De Óleo hace 1 año

La vida me llevó hacia ti

En la búsqueda constante
de la armonía perfecta
entre tu alma y la mía
veía pasar la vida ante mis ojos
y a ella me atreví a cuestionarla
sobre tu paradero;
pero la vida, tan sutil y escueta,
que asombra,
me tomó de la mano
y sin mediar palabras
me llevó al lugar donde habías estado.

Y fui llevado ante un espejo
en el que al mirarme
para mi sorpresa
descubrí que...

Página 6