Estás navegando por la librería de textos condecorados con una Flor de Oro.

Si me das permiso

por Yarianni Familia hace 1 año

Si me das permiso me hundire en tus comisuras y bailare un Tango bajo la Luna oscura mientras te deleitas en mis placeres.

Si me das permiso recorrere tú espalda y saltare traviesa sobre tus palmas ebria del vino que hay en tus sienes.

Si me das permiso alargare mi mano y tomaré de entre sus hermanos un mechón de tu rizo pelo.

Sólo si me das permiso, pierdo el decoro y la prudencia, ba...

La rotura del alma

por Nuria de espinosa hace 1 año

El alma llora
cuando está
sumida en la
soledad.

El corazón palpita
inquieto, si anda
tras una llovizna
de soledad.

Llueve y la mente
se quiebra, frente
al despertar que
el desamor tiene
por su soledad.

La noche perenne
quiebra impotente
sobre el vahido que
rechaza la muerte.

No puedo

por Nuria de espinosa hace 1 año

Si intento coger mi pluma
mis manos se quedan vacías,
temblorosas temen viajar por
veredas a mundos imaginarios
de los que no logre regresar.

Es el ahogo que siento en el
alma que me llena de soledad,
y enturbia mis cinco sentidos
que perplejos mudos están.

Hay caminos oscuros que no
son idóneos para caminar, y
los senderos son más negros
gobernados por la maldad.

La remem...

COMO VINCENT VAN GOGH

por Manuel Rod hace 1 año

Afuera hace tanto frío,
suficiente para convertir
al pájaro en un trozo de hielo

abrigado hasta el alma
con mi tulup más grueso,
salgo a circular las cuadras de la ciudad,
y no encuentro un sólo individuo
que no ande desnudo

Entonces recuerdo a Vincent Van Gogh:
‘’no sé si soy extremadamente sensible
o la mayoría es demasiado resistente’’

Rumores

por Jonathan Estrella hace 1 año

Una lluvia de inoportunos rasga
sin piedad el alado manto de Érebo:
dos risas, seis pasos y una canción
un gemido, estallido, mil ladridos
un zumbido infernal y un noticiero
con las plagas del nuestro faraón.

Las esteparias neuronas de mi alma
arrebatan versos al silencio
con sed de siglos crepitante
mientras las hojas tiritan de olvido
en árboles fecundos de misterios.

Vendaval can...

A las siete cada día (versos octasílabos)

por Bryan Thomas hace 1 año

A las siete ella se marcha
a las siete cada día
va cruzando por la escarcha
y el ocaso en compañía

No es casual que cuando parte
el sol huye detrás de ella
y que el cielo se hace aparte
y que brillen las estrellas

Yo la sigo con los ojos
fascinado por sus pasos
pero el horizonte rojo
me la esconde en un abrazo

No te tardes, noche oscura
date prisa y desvanece
que si veo tu figu...

La vida me llevó hacia ti

por Wilkin Beltré De Óleo hace 2 años

En la búsqueda constante
de la armonía perfecta
entre tu alma y la mía
veía pasar la vida ante mis ojos
y a ella me atreví a cuestionarla
sobre tu paradero;
pero la vida, tan sutil y escueta,
que asombra,
me tomó de la mano
y sin mediar palabras
me llevó al lugar donde habías estado.

Y fui llevado ante un espejo
en el que al mirarme
para mi sorpresa
descubrí que nunca te...

Indescriptible

por Una intensa más hace 2 años

La pluma desea hilvanar las ideas, coser el alma herida tras el portazo.

Los hematomas no han parado de llorar y el alma se desangra.

Brotan, son océanos

y yo me hundo en el silencio...

La Lluvia

por Nuria de espinosa hace 2 años

Amanecía lloviendo
y lloraba mi alma
con la lluvia
que lo empapaba todo.

Una cruel borrasca
inundaba la soledad
y aquellos sentimientos
más secretos y profundos.

Observé la lluvia
rugir en mis entrañas
rompiendo hilo a hilo
la tela que me resguardaba.

Al fin Amanecía
lloviznando en el pasado
y una suave brisa
aclaró los nubarrones.

El engranaje de la maraña
verde esmeralda...

Para la libertad

por Jonathan Estrella hace 2 años

Vuela alto
vuela lejos
vuela impávida
que las fronteras humanas
jamás te delimiten, volad.

Vuela alto
vuela lejos
vuela heroica
que los sables del tirano
jamás tus alas hieran, volad.

Vuela alto
vuela lejos
vuela cauta
que el poder de la ignorancia
jamás frene tu vuelo, volad.

Vuela alto
vuela lejos
vuela en calma
mi coraje es tu alimento
mi cuerpo tu trinchera, volad.

...

Qué sabe nadie

por Nuria de espinosa hace 2 años

Qué sabe nadie cuál es mi

pensamiento, mi sentimiento.

No te he olvidado, y hoy;

solo queda la esperanza

que el tiempo nos permita

reencontrarnos...

Fuiste para mí como un

volcán que abrasa todo

cuanto toca...

Cómo olvidar tus palabras

de amor, tu llanto cuando

me decías que nunca amaste

así; palabras que se clavaron

en mi alma como una daga

que t...

Ladrón Nocturno

por Kelvin Rafael García Álvarez hace 2 años

Cada noche me incomoda
Que me dejas solo hablando,
Esto se ha vuelto una moda,
Me sigues abandonando.

Aunque no tienes la culpa
Eres parte del problema,
Pues no le pones excusas
Y le haces juego en el tema.

Ese que en la noche llega
A robarme tu cariño,
Que sin pensarlo te entregas
Y me tratas como un niño.

El te incita cada noche
A que caigas en sus brazos,
Y tú te vas si...

Engranajes (Soneto)

por Bryan Thomas hace 2 años

El pecho lleno tengo de engranajes
que se oxidaron por el agua clara
que emanan los faroles de mi cara
en un intento de autosabotaje

y buscando alguna pieza que encaje
le rogué a tu pupila me mirara
y logré suplicante que me hablara
en su secreto binario lenguaje:

me habló de misteriosos mecanismos
que los tuyos, los míos, son los mismos
y aunque oxidados o rotos, trabajan.

Qué di...

El reloj de la vida

por Nuria de espinosa hace 2 años

Cada noche la melancolía me arranca un lamento que se convierte en sinfonía.
Como una melodía que irrumpe entre los sueños de una opresiva tristeza.
No sé si el tiempo forjó profundas grietas o si tal vez es mi alma quién se inquieta; pero si sé que no puedo escuchar a la nostalgia, ni dejar que la música que armoniza el viejo piano de la vida, siga tocando como un claustro de voces que no dej...

Nostalgia: prosa y versos

por Eliodoro Arnó hace 2 años

Desde aquí arriba se observan manchas oxidadas y la ciudad es casi invisible por el humo que se confunde con las nubes. Los agricultores regresan del conuco con las manos negras igual que su ropa. La noche no tarda en llegar.

Si el río llorara a esta hora ya estaría muerto, no me cabe duda, pues la sombra oscura que le rodea no causa más que tristeza. ¿Quién diría que hace apenas unos meses aqu...

Tu mirada (Verso libre)

por Bryan Thomas hace 2 años

Tu mirada es un beso crudo
un pozo profundo
un laberinto de estrellas
una mañana nublada y espesa.

Tu mirada es la deriva
de un barco de contrabando
una montaña alta y soberbia
un puñal frío.

Tu mirada es una botella opaca
donde Dios vertió su aliento,
donde el vino añeja.

A tus ojos no le importan la vida
y me miran y muero
y muero y me miran.
A tus ojos no le importan mi vida...

Santo Domingo, libre te he soñado (Soneto)

por Bryan Thomas hace 2 años

Santo Domingo, libre te he soñado
y ágil, tal como fuiste concebido,
fuerte, sublime, grande, decidido,
para dar de tu amor y ser amado.

La miseria se cierne y ha empañado
aquel don del que fuiste bendecido
así no germinas, ni has florecido
por la avaricia que te ha gobernado.

No es tu hijo el hombre infame que camina
corrupto sobre tu sagrado suelo
y se hace rico habiéndote humillad...

Con tu boca

por Una intensa más hace 2 años

Yo con tu boca quiero dibujar trazos curvilíneos, líneas no rectas.
Desplegarme quiero, en las ondas sonoras de tu labio inferior; convertirme
en el compás de tu lengua.
Tu boca me invita. No me detiene, no me detiene a besarla, porque eso
es lo que quiere.
Ella lo pide, es una sonsacadora, bastante provocadora.
Yo con tu boca quiero teñir el mar de rojo.

Nunca dejes de soñar

por Jonathan Estrella hace 2 años

Nunca dejes de soñar
por favor no lo hagas nunca
aunque las aguas te quemen
aunque el vino amargo torne
aunque las rocas se espanten
aunque el viento mismo sangre
aunque el sol sus rayos hiele
y la luna se suicide.

Nunca dejes de soñar
por favor no lo hagas nunca
aunque tu voz agonice
aunque tus ojos se nublen
aunque tus pasos se arrastren
aunque tu corazón llore
aunque tu alma más...

Volar

por Judith hace 2 años

A pesar de todo, fui semilla,
porque mi mente no se conformó con no dar frutos.
Y después de eso, fui error,
porque en esta realidad las ideas también estaban mal vistas.
No me quedó más remedio que volar.
Es lo que hacen los peros y las piedras:
que te dan alas,
sueños y ganas.
Página 8
Poetaínos