por Ramón E. Zorrilla hace 4 meses

Ama, pero no a Doña Soledad

En estas brisas de calido frio,
en estos grises de blancas noches,
en estos recuerdos de besos imaginados,
en esta copa de vino acabado,
pasan las letras a paginas en blanco,
pasan al público que ni le importan ni le interesan,
las palabras de un alma en pena enamorada de doña Soledad,
quien en el manchar de tintas en las hojas a querido desamar,
son las luces oscuras de su globo ocular que esta noche en su recordar,
incitan a olvidar a Doña Soledad,
en este ardiente frio hablando a la cien del pecho,
diciendo: tu no sabes amar, ama pero no a Doña Soledad.

Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


¿Qué te ha parecido?

Se el primero en dejar un comentario.