A 77 AÑOS DEL HOLOCAUSTO JUDÍO

por Beto Brom hace 8 meses

El viento, quizás obligado por los recuerdos, remueve las cenizas de los crematorios nazis.

Allí quedaron grabados los hoy, solo vestigios, de aquel niño, que corrió para no ser alcanzado por las garras del asesino.

Aún es posible escuchar, si agudizamos el oído, las exclamaciones de dolor de las mujeres calcinadas.

Podemos ver, en los muros tétricos, sombras de los que un día fueron personas, antes de convertirlos en esqueletos humanos.


UNA SOLA CONSIGNA: ¡¡¡ NO OLVIDAR !!!
UNA SOLA PROMESA: ¡¡¡ NUNCA MÁS !!!

|||||||||||||
Le gusta a...

Por favor inicia sesión antes de comentar.


Comentarios

Cargando comentarios

Poetaínos