por Manuel Rod hace 5 meses

¡¡ La que liaste Derek Chauvin !!

Bastaba un aburrido cortauñas
y llegaste con una motosierra,
no era un barco de la flota rusa,
sino una moto casi bicicleta

Quién soñaría que tu cigarrillo
iba convertirse en semejante incendio,
y calentar un pueblo de pingüinos,
que no apaga ni con bomberos

Días maravillosos que gatean y vuelan
con cámaras en la ingle del páramo,
¿ imaginaste que el hombre cometa
invisibl...


por Manuel Rod hace 5 meses

MALETAS

Quién pudiera llegar joven a la sabiduría del viejo,
pero la fruta que se rehúsa
a dejar la rama,
se marchitará igual
que las hojas caídas al suelo

Y la marea nunca falta a su cita con la noche,
y no es precisamente un paraíso
llegar al ultimo puerto
con las maletas vacías

No sé cuántas espinas
la ruta colará en tu equipaje
si atrapas los peces
que rozan tu...


por Manuel Rod hace 3 meses

POLOS OPUESTOS

La flor se enamoró de un alma de ladrillo,
el carcelero de su presidiario,
la princesa adora al bandido,
la meretriz un ángel solitario

¿ Quién puso cordeles
entre tu puerta y su ventana ?,
¿ quién hizo tan diminuta la ruta
desde Liliput a Manhattan ?

Nosotros, ellos, tú, yo, él, ella,
cada uno para otro, un premiado,
espina del que vive más cerca,
imán de aq...


por Manuel Rod hace 4 meses

NUESTRA PRINCESA

No ordené ninguna mudanza,
ni eran fechas traviesas del ciclón,
se llevaron hasta el portatoallas,
no encontré ni el calentador

llamo al ángel principal sospechosa
para felicitarla por este numerito,
eres más guapa que Sharapova,
pero te falta el alma y dos tornillos

¿Qué hiciste con la llave de la bañera?,
¿Qué culpa tiene mi ropa y el cable?,
si estaba aquí la foto ...


por Manuel Rod hace 3 meses

NARCISO

.
Como una autopista de 7 carriles,
pero de un sólo sentido y dirección

el gladiolo no se da cuenta
que la lluvia moja todo el parque

Dos ojos no saben que la raya del horizonte
es un círculo
y que el surtidor de flores
está en el centro de la sala

Como un eslabón
que cree ser la cadena,
y no una pieza de la que forma parte

Narciso no percibe otro rostro
más que el d...