por Bryan Thomas hace 1 mes

XXXVIII

Uva de playa bendita
tú, morena
de tus ramas a la arena
y del mar a la espuma

Tus rizos, tus soles
y tus perlas de arrecife
me advierten
en un canto de nubes

de la costa y tu cintura
donde mueren los navíos
y de tus ojos de canela
donde naufragan los míos....


por Bryan Thomas hace 3 meses

III

Alborada viva de faroles
en tus copas
las aves de hojalata que anidan
en el caucho y la resina

Tus ruidos, tu calor y tus soles
los cristales que duermen cuando callas
y tus calles
de llama
de aceite
de humo
las esquinas donde cantan tus bemoles
y las venas que recubres de tu asfalto

La belleza de tu urbe me socava
alborada de concret...


por Bryan Thomas hace 4 meses

Canela y menta

Canela y menta
tu vientre, la cacerola
la llama de tus labios que hierve
y el aroma
de tus especias

Tomillo y mieles de flor silvestre
flor matutina
infusión de tus adentros
tus humedales

Raíz y yerba
vapor de amores....


por Bryan Thomas hace 5 meses

Nacerá un paisaje

Bajo la fina capa de tu piel descansa un río
límpido caudal dormido que desemboca en tus ojos
en tu mirada clara

Vas a meditar sobre laureles
sobre el secreto de las plantas y el camino
del sauce
del pino
del contorno rústico del campo

Vas a cantar sobre el vacío
alimentando ecos
recitando abonos
germinando senderos acústicos y cerrados
y nacerá un paisaje de tus dedos
y nac...


por Bryan Thomas hace 8 meses

El perro (microrrelato)

El detective le hizo una seña a su compañero para que se acercara, mostrándole a través de la ventana una pequeña casita deforme de madera que se erguía en el fondo del patio, arropada por la maleza. Caminaron con cuidado entre las evidencias marcadas, las salpicaduras de sangre, las porcelanas rotas y los muebles desgarrados.

El patio estaba poco cuidado, oscuro y húmedo, con bo...


por Bryan Thomas hace 9 meses

Estaciones

Recuerdo ver nacer de la tierra los colores
el rocío en la flor y la flor en la alegría
los trinos de los bosques cantar a los amores
tu mano temblorosa acercándose a la mía

recuerdo ver al sol levantarse en la mañana
asomando su mirar encima de los techos
y quemando en la playa la espuma meridiana
como quema tu piel recostada de mi pecho

pero la alegría, los colores y la flor
c...


por Bryan Thomas hace 11 meses

Bonita (Versos octosílabos)

Bonita, te ves bonita
bonita como agua lluvia
con tu aire de señorita
y tu cabellera rubia.

Bonita vas caminando
tan sencilla y tan coqueta
parece que vas volando
en una danza secreta.

En tu vestidito suelto
de lavanda y de carmín
diría que viene envuelto
un palacio y su jardín.

Bonita te ves bonita
bonita como amapola
con tu mirada que imita
el brillo de las farolas.

B...


por Bryan Thomas hace 11 meses

A las siete cada día (versos octasílabos)

A las siete ella se marcha
a las siete cada día
va cruzando por la escarcha
y el ocaso en compañía

No es casual que cuando parte
el sol huye detrás de ella
y que el cielo se hace aparte
y que brillen las estrellas

Yo la sigo con los ojos
fascinado por sus pasos
pero el horizonte rojo
me la esconde en un abrazo

No te tardes, noche oscura
date prisa y desvanece
que si veo tu ...


por Bryan Thomas hace 11 meses

Guanín (Verso libre)

Mientras mecía en la hamaca mis sueños
un destello despertó mi inquietud:
Que siembre una semilla verde en el conuco
a ver si crece la libertad

que le sane el camino el behique
a mi mulata que viene 'e maguá,
y me traiga un chin de su amor en el pecho
a ver si crece la gratitud.

Que te cuelguen un guanín en el cuello,
dulce retoño 'e Turey,
para guardarte de las cruces lejanas
...


por Bryan Thomas hace 11 meses

Engranajes (Soneto)

El pecho lleno tengo de engranajes
que se oxidaron por el agua clara
que emanan los faroles de mi cara
en un intento de autosabotaje

y buscando alguna pieza que encaje
le rogué a tu pupila me mirara
y logré suplicante que me hablara
en su secreto binario lenguaje:

me habló de misteriosos mecanismos
que los tuyos, los míos, son los mismos
y aunque oxidados o rotos, trabajan.

Qu...


por Bryan Thomas hace 11 meses

Tu mirada (Verso libre)

Tu mirada es un beso crudo
un pozo profundo
un laberinto de estrellas
una mañana nublada y espesa.

Tu mirada es la deriva
de un barco de contrabando
una montaña alta y soberbia
un puñal frío.

Tu mirada es una botella opaca
donde Dios vertió su aliento,
donde el vino añeja.

A tus ojos no le importan la vida
y me miran y muero
y muero y me miran.
A tus ojos no le importan m...


por Bryan Thomas hace 11 meses

Santo Domingo, libre te he soñado (Soneto)

Santo Domingo, libre te he soñado
y ágil, tal como fuiste concebido,
fuerte, sublime, grande, decidido,
para dar de tu amor y ser amado.

La miseria se cierne y ha empañado
aquel don del que fuiste bendecido
así no germinas, ni has florecido
por la avaricia que te ha gobernado.

No es tu hijo el hombre infame que camina
corrupto sobre tu sagrado suelo
y se hace rico habiéndote hum...


por Bryan Thomas hace 1 año

Tus manantiales (Poesía libre)

Vi una gotita correr por tu ombligo
como escarcha en el pino
como miel en la flor;

Y la quise alcanzar con mi dedo
para mojarlo del nácar
de tu piel interior.

Con la uña raspé lo más alto
de los montes profundos
de tus sueños de amor;

Cual cascada en tiempos de lluvia
derramándose el éter
por tu abdomen tibio.

Y mis labios corrieron detrás de mi dedo
y nadaron desca...


por Bryan Thomas hace 1 año

Cigüita (Soneto)

La cigüita posada en el palmero
te canta su merengue suavecito
y te manda un abrazo y un besito
porque sabe lo mucho que te quiero.

La cigüita voló hasta el cocotero
buscó para ti el nido más bonito;
volvió para cantarte, yo lo admito,
porque sabe lo mucho que te quiero.

Y te tejió un vestido de guandul
con algodón fino y de cielo azul
y lo dejó colgar al tendedero:

así ...


por Bryan Thomas hace 1 año

El día que viene

En mi afán de querer volver a verte
procuro dejar la charla inconclusa
un café a medias o alguna otra excusa
a ver si nos une otra vez la suerte.

En tu afán de querer ser libre y fuerte
me dejas una esperanza difusa;
no sé si serás inocente o ilusa
o si al mirarme sufrir te diviertes.

Tu palma abierta mi corazón tiene,
(te lo confirma un temblor y un suspiro)
cual sumiso rendid...


por Bryan Thomas hace 1 año

Génesis (Soneto)

Manos divinas tocaron la tierra
tomaron el barro, le dieron forma
a su propio reflejo la conforma
y un soplo de vida en su pecho encierra.

Toma una costilla, el costado cierra
(lo bello no se crea, se transforma);
no comer del árbol, la única norma:
pero el hombre no escucha y se destierra.

Por el mundo vaga, confuso, errante
perdido, desamparado e ignorante
ante la nueva muerte qu...


por Bryan Thomas hace 1 año

Bálsamo de sal (Soneto)

Cuando agitas tu mar me haces espuma
arrastrándome a la costa indefenso
moribundo, más sensible y propenso
ante tu piel morena que me abruma.

Hoja eres de palmera que perfuma
el elevado cielo, el mar extenso,
hondo arrecife y el salitre intenso;
pena que el olor a caña difuma.

El sol se cuela en el agua y refleja
tu cintura, divinidad que evoco,
y a la muerte y al deseo asemeja.
...


por Bryan Thomas hace 1 año

Un alma triste

Dios me dio un alma triste
y ojos sin sueño
para que escriba poesía.

Y me dio una noche larga
para que el cuervo de Poe
picara mi ventana.

¡Nunca más!
Y me saca los ojos
y mis cuencas vacías
reflejan las sombras
en un cráneo manchado de tinta
de letras lejanas
y de olvidos.

Dios me dio un alma triste
y manos perezosas
y me quitó la suerte
para que escriba poesía.

...


por Bryan Thomas hace 1 año

Apaga la luz (Versos eneasílabos)

Apaga la luz, déjala ir
hasta que se consuma el fuego
Apártala lejos y luego
No temas dejarme morir.

No mires al soltar mi mano
Ni llores al verme partir
Sin lumbreras no hay que fingir
Que está más cerca lo lejano.

Apaga la luz y que muera
porque hasta hoy he vivido en vano
Y estando cerca a ti profano
estos destellos de la hoguera.

Allá está mi camino, afuera
allá, lejo...


por Bryan Thomas hace 1 año

Lluvia (Soneto)

El cielo se deshace en negra nube
y sangra el luto de tu despedida
aquella última vez que sentí vida
aquella, la última vez que te tuve.

La lluvia desciende cuando tu subes
al puerto celeste de tu partida
donde la tenue luz yerra perdida
y moja tu rostro, blanco querube.

Los truenos y rayos de este tormento
llorarán en verano sin consuelo
el vacío amargo de tus dolores;

Pero ...

Página 1