por Nuria de espinosa hace 3 meses

La luna y el cometa

Entre rezos y diademas
hoy escribo este poema,
como un relicario que sereno
reposa entre mis manos.

Al compás de una canción,
es la luna y su gran pasión.
En las noches, se refleja
en su espejo, el mar.

Y su luz, como un destello
en tu camino, llega hasta ti,
para iluminar tu destino.

No hay pensamiento
tan solo olvido,
dos almas y la noche,
la luna,
no tiene reproches...


por Nuria de espinosa hace 3 meses

En la noche quebrada

Cada noche la melancolía me arranca un nuevo lamento
que se convierte en sinfonía en mis horas de tormento.

Parece como una melodía que se abre al viento
evocando la madurez que avanza entre los sueños.

No sé si llegó el tiempo y forjó profundas grietas
o si tal vez, es mi alma quién se inquieta.

Pero sé que no puedo escuchar a la nostalgia,
ni oír la música que armo...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Dime tú poeta

No encuentro la palabra
que con el pensamiento
pueda expresar en el papel
qué escribo y lo que puedo
contar.

El arroyó purpúreo de
marañas efimeras
gotea sin cesar.

El equilibrio entre el sentido
y el sin sentido, parece utópico; casi desvanecido.

Pocos poetas encuentran en los versos las palabras más extraordinarias
que el sentimiento logra expresar.

Convergen sobr...


por Nuria de espinosa hace 4 meses

Un mar en calma

Navego en un océano en calma, cuya suave brisa desgasta mi rostro; no puedes alcanzarme, ni interrumpir la serenidad que fluye de mi interior como un rayo de luz ilumina el horizonte.
Hoy, siento una entereza que fluye por mis venas, igual que una balsa de aceite que apacigua mis días de una extraña soledad.
Me gustaría ser como una gaviota que vuela sobre altamar, sin rumbo pero serena.
U...


por Nuria de espinosa hace 4 meses

La luna sobre el naranjo

El jilguero se aloja sobre el naranjo
a esperar la primavera
y que germinen flores nuevas.

La luna encandila las ramas del naranjo
¡Ay, luna! Que soñadora
que de nuevo te quedas sola.

El naranjo pierde sus hojas
y el otoño por fin se estaciona

¡Ay, luna! Que aún sigues enamorada

¡Ay, luna! Que ya ni cantas....


por Nuria de espinosa hace 3 meses

Con la aurora

Cada día al amanecer
descubro un nuevo
anochecer...
Mi cama despierta vacía
y llora tu ausencia cobriza,
¡Duele el alma!
Que perece en tus ojos azabache
y resucita con tu mirada.
¿Qué soy?
Si siento que me encuentro en un pozo negro,
y me ahogo al no poder respirar.
Que frío el arrebol vespertino que inunda el amor,
y lo disipa junto al arcoíris.

....


por Nuria de espinosa hace 1 semana

En el camino

Donde se une
el camino,
en la calle
del árbol perenne,
el sendero de violetas,
tiene el aroma
de azucenas.

En un instante
pude
medir el tiempo;
más no importa,
no importa,
que estés
en mi memoria,
en ese sutil encuentro
de nuestro camino,
donde se cruzan
las nubes
y el estornino.

Allí recordaré
tu rostro,
tu mirada
y nuestro
amanecer...
Allí donde
te ...


por Nuria de espinosa hace 1 año

A veces

A veces, recorrí caminos lejanos en un castillo de cristal que el espejismo de los años
se llevó como un vendaval.

La tortura de mi condena
la oculté sobre palabras calladas. Llegaba la noche y tras ella un nuevo amanecer.

La poesía daba paso a nuevas letras coji una pluma y un papel y mi fantasía florecia entre piedras de algodón que adornaban el sol.

Los susurros se entrela...


por Nuria de espinosa hace 1 año

La Lluvia

Amanecía lloviendo
y lloraba mi alma
con la lluvia
que lo empapaba todo.

Una cruel borrasca
inundaba la soledad
y aquellos sentimientos
más secretos y profundos.

Observé la lluvia
rugir en mis entrañas
rompiendo hilo a hilo
la tela que me resguardaba.

Al fin Amanecía
lloviznando en el pasado
y una suave brisa
aclaró los nubarrones.

El engranaje de la maraña
verde es...


por Nuria de espinosa hace 7 meses

Tu Sombra

De mi pluma tan remota,
de mi garganta temblorosa,
llega el inquieto silencio
de afonías y recuerdos.

Sé muy bien lo que presiento,
tu existencia es como un sueño,
mi angustia un sin sentido,
y tú sombra un desatino.

Como aullar en la noche mí pena,
si mi alma ha caído enferma
y la oscuridad ya no camina
en la zozobra de mi fantasía.

Absurdo preludio, efímero llanto....


por Nuria de espinosa hace 6 meses

Oda Turbadora

Mariposa pálida que
suspira entre pompas
de algodón
en la tibia maraña
que enturbia a la araña
y entrelaza una tela sobre
la mañana.

El lirio solitario reposa
en un vacío jarrón
donde el vaivén
de los gorriones
perece en una algarabía
de zumbidos y aleteo.

Es un baño de silencio
en un blanco hastío
como un ejército
de girasoles mirando
al sol.

La lluvia com...


por Nuria de espinosa hace 1 año

El dolor del corazón

En el tiempo perecedero
mi negra melancolía lloró
por cansancio y añoranza
de quien la vida me dio...

Hoy, me refugio en mis letras,
mis versos, prosa y poemas,
son el desahogo de mi alma
que desgastada de amor habla...

En mis sueños, mi pluma cansada, me decía que no cesará, erudita o no, y siguiese mi ilusión...

Si las páginas veo blancas
recurro a mi corazón, q...


por Nuria de espinosa hace 1 semana

Como el mar en calma

Al anochecer el recuerdo impenetrable de tu despedida ahoga mi alma de una forma abrumadora. Evocar aquellos días puede llegar a ser aterrador...



Navego en un océano en calma, cuya suave brisa desgasta mi rostro; no puedes alcanzarme, ni interrumpir la serenidad que fluye de mi interior como un rayo de luz ilumina el horizonte.

Hoy, el recuerdo de tus palabras, de tu despedida, me inva...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Cuando aún queda amor

La lluvia, que baña
la rosa...
De pétalos rojos
y suave aroma.

La lluvia, que a las
plantas calma la
sed...
Y los niños en sus
charcos saltan.

Lluvia, agua clara
serena y alada
que riega los ríos
y se viste de gala.

Quizás sean tus
pensamientos,
que por la noche se desahogan o quizás
sea mi llanto.

La lluvia cae sobre la tierra,
oprime mi pena y
riega los sue...


por Nuria de espinosa hace 1 año

La rotura del alma

El alma llora
cuando está
sumida en la
soledad.

El corazón palpita
inquieto, si anda
tras una llovizna
de soledad.

Llueve y la mente
se quiebra, frente
al despertar que
el desamor tiene
por su soledad.

La noche perenne
quiebra impotente
sobre el vahido que
rechaza la muerte....


por Nuria de espinosa hace 10 meses

Desvariando

En enero cae el granizo
todo queda blanco y gélido,
En febrero llega el frío
y el intenso invierno.
En marzo llega la palma
las madrinas y su toquilla
en abril cae la lluvia
y solloza el cielo...
Es tiempo de mantillas
rocío y seguirillas
que suenan al son de las
bailarinas.
Réplican las castañuelas
las coplas por fandango
flamenco y seguirillas....


por Nuria de espinosa hace 10 meses

En el fondo de mi mente

Ayer no era nadie hoy
tampoco lo soy
pero la ataraxia
desvaria la mente
y me lleva a dirigirme
a un lejano horizonte.
Allí, tosco y sombrío
los ángeles lloran el
dolor de la humanidad.
El manto de nubes
plateadas
son oscuras y en la aurora,
finos hilos de seda dorada
se entrelazan entre sí y
forman un arcoiris purpúreo que resplandece en la oscuridad.
Más allá del ...


por Nuria de espinosa hace 8 meses

Nunca serás una flor

Nunca serás una flor
que brille en el jardín
si te rodean flores
podridas de hierbajos
y celosía.

Flores dañinas
y oscuras
que traicionan
el corazón.

Pero tu resplandor
brilla por encima de
todas; crece y cultiva
tus bellos pétalos.

No hay brillo sin amor
ni amor sin brillo,
la inquinia la rechazo
como una flor que abre
sus pétalos al sol.

Seré rosa, jazmín y ...


por Nuria de espinosa hace 6 meses

Hubo un Tiempo

Los recuerdos caducan
sobre un roído cajón,
y solo encuentro una afligida ausencia
que filtra el cerco de una vida en declive
que reflejaba el retrato de su soledad.

Esperó en silencio que un relámpago la iluminase,
la vejez, se había apoderado de las ramas de su alma,
la decadencia emergía impasible con el paso del tiempo marchitando
su ramaje apesadumbrado
por el aislamiento....


por Nuria de espinosa hace 3 meses

La Catarsis del poeta

Qué complejo el sentimiento que da cobijo al pensamiento

y se convierte en una maraña de retórica caótica en la palabra.

Que humilde la patria del autor cuya ausencia esboza el íntimo

recorrido que corona un sencillo gesto; dirigir la pluma y escribir.

Es una válvula de escape de la rutina,

que no deja ni un segundo para retarme.

Qué catarsis tan extraña que altera el l...

Página 1