Estás navegando por la librería de textos favoritos de @NuriaPoeta.

Dime tú poeta

por Nuria de espinosa hace 2 años

No encuentro la palabra
que con el pensamiento
pueda expresar en el papel
qué escribo y lo que puedo
contar.

El arroyó purpúreo de
marañas efimeras
gotea sin cesar.

El equilibrio entre el sentido
y el sin sentido, parece utópico; casi desvanecido.

Pocos poetas encuentran en los versos las palabras más extraordinarias
que el sentimiento logra expresar.

Convergen sobre el f...

El reloj de la vida

por Nuria de espinosa hace 2 años

Cada noche la melancolía me arranca un lamento que se convierte en sinfonía.
Como una melodía que irrumpe entre los sueños de una opresiva tristeza.
No sé si el tiempo forjó profundas grietas o si tal vez es mi alma quién se inquieta; pero si sé que no puedo escuchar a la nostalgia, ni dejar que la música que armoniza el viejo piano de la vida, siga tocando como un claustro de voces que no dej...

La rotura del alma

por Nuria de espinosa hace 2 años

El alma llora
cuando está
sumida en la
soledad.

El corazón palpita
inquieto, si anda
tras una llovizna
de soledad.

Llueve y la mente
se quiebra, frente
al despertar que
el desamor tiene
por su soledad.

La noche perenne
quiebra impotente
sobre el vahido que
rechaza la muerte.

En mi locura

por Nuria de espinosa hace 1 año

Cuando el cielo
es gris
mi alma se
vuelve oscura
y abraza la locura.
Cuando el viento
susurra y los
girasoles
miran al cielo,
el sol nace en cada
historia y la luna
brilla, aún más
hermosa.
Y a veces veo un
abismo azulado
pero lejano
y siento que muero
por dentro.

No puedo

por Nuria de espinosa hace 2 años

Si intento coger mi pluma
mis manos se quedan vacías,
temblorosas temen viajar por
veredas a mundos imaginarios
de los que no logre regresar.

Es el ahogo que siento en el
alma que me llena de soledad,
y enturbia mis cinco sentidos
que perplejos mudos están.

Hay caminos oscuros que no
son idóneos para caminar, y
los senderos son más negros
gobernados por la maldad.

La remem...

El dolor del corazón

por Nuria de espinosa hace 2 años

En el tiempo perecedero
mi negra melancolía lloró
por cansancio y añoranza
de quien la vida me dio...

Hoy, me refugio en mis letras,
mis versos, prosa y poemas,
son el desahogo de mi alma
que desgastada de amor habla...

En mis sueños, mi pluma cansada, me decía que no cesará, erudita o no, y siguiese mi ilusión...

Si las páginas veo blancas
recurro a mi corazón, que palpit...

Cuando aún queda amor

por Nuria de espinosa hace 2 años

La lluvia, que baña
la rosa...
De pétalos rojos
y suave aroma.

La lluvia, que a las
plantas calma la
sed...
Y los niños en sus
charcos saltan.

Lluvia, agua clara
serena y alada
que riega los ríos
y se viste de gala.

Quizás sean tus
pensamientos,
que por la noche se desahogan o quizás
sea mi llanto.

La lluvia cae sobre la tierra,
oprime mi pena y
riega los sueños qu...

Sin Alas

por Nuria de espinosa hace 2 años

Volar para
quien no
tiene alas,
siempre será
un anhelo.
Las ilusiones
son esas alas
que nos hacen
alzar la vista
al cielo.

Soy golondrina
sin alas
pero vuelo,
alzo las manos
y toco el cielo.

Lance un beso
al viento
abrí los brazos
al cielo
la lluvia cubrió
los campos
baño casas y
parques
y el almendro
floreció sereno.

La senda acendrada
de las sá...

El décalogo de Vivir

por Nuria de espinosa hace 2 años

La primera vez que la oí pronunciar aquella frase, le pregunté su significado; ella, me miró. La frialdad de sus ojos me hizo estremecer.
—Pero, ¿qué, quieres decir? Tú, tú, eres...
Vaciló durante unos segundo antes de continuar, tras los cuales sonrió sarcástica y dijo:
—Eres una ignorante. Significa, que nada ni nadie está preparado para lo imprevisto de los sentimientos, ni mucho menos para ...

Qué sabe nadie

por Nuria de espinosa hace 2 años

Qué sabe nadie cuál es mi

pensamiento, mi sentimiento.

No te he olvidado, y hoy;

solo queda la esperanza

que el tiempo nos permita

reencontrarnos...

Fuiste para mí como un

volcán que abrasa todo

cuanto toca...

Cómo olvidar tus palabras

de amor, tu llanto cuando

me decías que nunca amaste

así; palabras que se clavaron

en mi alma como una daga

que t...

Cuando menos es mejor

por Judith hace 2 años

Está pasando todo y nada. El mundo no se detiene, pero parece que se ha detenido el tiempo en un agujero de gusano hecho de luz, y no precisamente de la que regalan los astros. Estamos viviendo un Más Allá antes de tiempo; una sinfonía de vida trastabillando sobre una cuerda floja, con un conteo regresivo disonante cuyo fin se estira en la espera de lo intangible que eriza la piel. Estamos ganando...

A veces

por Nuria de espinosa hace 2 años

A veces, recorrí caminos lejanos en un castillo de cristal que el espejismo de los años
se llevó como un vendaval.

La tortura de mi condena
la oculté sobre palabras calladas. Llegaba la noche y tras ella un nuevo amanecer.

La poesía daba paso a nuevas letras coji una pluma y un papel y mi fantasía florecia entre piedras de algodón que adornaban el sol.

Los susurros se entrelazan en ...

Sin ti

por Nuria de espinosa hace 2 años

Y que importa el ayer
si tú no estás a mi lado
y tu presencia no logro
Olvidar...
Tú esencia permanece
en cada recoveco de las
habitaciones y sombras
que acompañan mi
soledad...
Tus palabras las llevo
en la memoria que
acompaña mi dolor...
Y siempre quedará tu
recuerdo, de todo lo
que hemos vivido...
Eso, nadie nos lo puede
quitar.

Carla

por Nuria de espinosa hace 2 años

Carla estaba sentada sobre el sofá de su salón, perdida entre la vida y la muerte, miraba el corte que acaba de hacerse en la venas de su brazo derecho y sonreía aliviada. Por fin dejaría de sufrir, no valía la pena seguir luchando.
¿Total, para qué? - Pensó, - estaba cansada, muy cansada, llevaba años luchando contra ella misma y no estaba dispuesta a ver cómo las drogas la consumían por dentro...

La Lluvia

por Nuria de espinosa hace 2 años

Amanecía lloviendo
y lloraba mi alma
con la lluvia
que lo empapaba todo.

Una cruel borrasca
inundaba la soledad
y aquellos sentimientos
más secretos y profundos.

Observé la lluvia
rugir en mis entrañas
rompiendo hilo a hilo
la tela que me resguardaba.

Al fin Amanecía
lloviznando en el pasado
y una suave brisa
aclaró los nubarrones.

El engranaje de la maraña
verde esmeralda...

En el fondo de mi mente

por Nuria de espinosa hace 1 año

Ayer no era nadie hoy
tampoco lo soy
pero la ataraxia
desvaria la mente
y me lleva a dirigirme
a un lejano horizonte.
Allí, tosco y sombrío
los ángeles lloran el
dolor de la humanidad.
El manto de nubes
plateadas
son oscuras y en la aurora,
finos hilos de seda dorada
se entrelazan entre sí y
forman un arcoiris purpúreo que resplandece en la oscuridad.
Más allá del pensami...

Mi libre Albedrío

por Nuria de espinosa hace 2 años

No hay magia en mis escritos. Solo letras de una soñadora. A veces con el labriego, y otras con un castillo pero la mayoría en soledad.
Matices grises me acompañan en mi libre albedrío.
Es como la oscuridad que empaña mi alma y recibe apatía de los demás. Un escudo forjé en mis entrañas para que nadie lo pudiese traspasar.
No hay matices en mis mañanas, que acompaña mi agonía, son alegorías ...

Sucedió en París

por Nuria de espinosa hace 2 años

Gala, se separó del grupo turista sin darse cuenta. Intentó regresar con ellos pero se le fue imposible dar con el túnel por el que la guía turística les llevaba. Estaba perdida en las catacumbas de París, donde casi la oscuridad era plena. El sonido del chirrido de unas garras, la alarmó. Corrió por los túneles en un intento de salir de allí, pero al girar en un anexo del túnel un ser demoníaco l...

La espera

por Nuria de espinosa hace 2 años

Recuerdo las mañanas
cálidas, bajo tus brazos
el atardecer y tus besos
el anochecer y tus caricias.

Marchaste un viernes al
anochecer y prometiste
que volverías.

Han pasado los años y
sigo cada día al anochecer
esperándote en el puerto;
con sol lluvia o granizo
confío en tu promesa.

Los surcos que las arrugas
dejan en mi rostro, no impide que coja el bastón y siga esperando...

Hoy pensé

por Nuria de espinosa hace 2 años

Hoy recordé tus palabras
clavadas en mi cuerpo.
Te otorgé el beneficio
de la duda y tu traición
así me lo pagó...

Ni tus besos y caricias,
pudieron salvar nuestro
amor que ya hacía aguas.

Hoy, la oscuridad de mi
alma se vuelve púrpura
en el crepúsculo que
precede a la noche.

Soy halcón al acecho
dispuesta a cazar su
presa, con las garras
de un corazón dañado.
Página 1
Cargando...

Es una pena, no tenemos más contenido que mostarte.

Es una pena, en este momento no podemos mostrate más contenido.

Poetaínos