Textos en estante

por Nuria de espinosa hace 11 meses

Anclada en el ayer

Entre las paredes de mi habitación, juré olvidarte
entre sábanas blancas de
algodón.

Mi corazón quedó varado
en el pozo de los murmullos
que las lenguas del pasado
surcan los ríos desolados.

La catarsis se llevó mi alegría
y dejó la tristeza de un alma herida, en silencio despedida
y el viento arrastra cansada.

El ayer no dejó paso al sedal del anzuelo presente, qu...


por Nuria de espinosa hace 1 año

A veces

A veces, recorrí caminos lejanos en un castillo de cristal que el espejismo de los años
se llevó como un vendaval.

La tortura de mi condena
la oculté sobre palabras calladas. Llegaba la noche y tras ella un nuevo amanecer.

La poesía daba paso a nuevas letras coji una pluma y un papel y mi fantasía florecia entre piedras de algodón que adornaban el sol.

Los susurros se entrela...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Cuando aún queda amor

La lluvia, que baña
la rosa...
De pétalos rojos
y suave aroma.

La lluvia, que a las
plantas calma la
sed...
Y los niños en sus
charcos saltan.

Lluvia, agua clara
serena y alada
que riega los ríos
y se viste de gala.

Quizás sean tus
pensamientos,
que por la noche se desahogan o quizás
sea mi llanto.

La lluvia cae sobre la tierra,
oprime mi pena y
riega los sue...


por Nuria de espinosa hace 1 año

El destino

La existencia de la
vida como un pintor
infatigable,
plasma pinceladas
de un profundo
gris oscuro.
La esencia escogida
al azar, apacigua
el espejismo tenaz
de los perseverantes
en el tiempo. 
El anochecer
resplandece entre
luces y sombras
y el reflejo de la luna
sobre las aguas de los
océanos, alumbra
el camino feliz de los
enamorados.
No hay atajos, ni siquiera
el silenci...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Hoy pensé

Hoy recordé tus palabras
clavadas en mi cuerpo.
Te otorgé el beneficio
de la duda y tu traición
así me lo pagó...

Ni tus besos y caricias,
pudieron salvar nuestro
amor que ya hacía aguas.

Hoy, la oscuridad de mi
alma se vuelve púrpura
en el crepúsculo que
precede a la noche.

Soy halcón al acecho
dispuesta a cazar su
presa, con las garras
de un corazón dañado....


por Nuria de espinosa hace 1 año

Sucedió en París

Gala, se separó del grupo turista sin darse cuenta. Intentó regresar con ellos pero se le fue imposible dar con el túnel por el que la guía turística les llevaba. Estaba perdida en las catacumbas de París, donde casi la oscuridad era plena. El sonido del chirrido de unas garras, la alarmó. Corrió por los túneles en un intento de salir de allí, pero al girar en un anexo del túnel un ser ...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Mery la musa

...


por Nuria de espinosa hace 1 año

El décalogo de Vivir

La primera vez que la oí pronunciar aquella frase, le pregunté su significado; ella, me miró. La frialdad de sus ojos me hizo estremecer.
—Pero, ¿qué, quieres decir? Tú, tú, eres...
Vaciló durante unos segundo antes de continuar, tras los cuales sonrió sarcástica y dijo:
—Eres una ignorante. Significa, que nada ni nadie está preparado para lo imprevisto de los sentimientos, ni mu...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Carla

Carla estaba sentada sobre el sofá de su salón, perdida entre la vida y la muerte, miraba el corte que acaba de hacerse en la venas de su brazo derecho y sonreía aliviada. Por fin dejaría de sufrir, no valía la pena seguir luchando.
¿Total, para qué? - Pensó, - estaba cansada, muy cansada, llevaba años luchando contra ella misma y no estaba dispuesta a ver cómo las drogas la consumían...


por Nuria de espinosa hace 1 año

El dolor del corazón

En el tiempo perecedero
mi negra melancolía lloró
por cansancio y añoranza
de quien la vida me dio...

Hoy, me refugio en mis letras,
mis versos, prosa y poemas,
son el desahogo de mi alma
que desgastada de amor habla...

En mis sueños, mi pluma cansada, me decía que no cesará, erudita o no, y siguiese mi ilusión...

Si las páginas veo blancas
recurro a mi corazón, q...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Sin ti

Y que importa el ayer
si tú no estás a mi lado
y tu presencia no logro
Olvidar...
Tú esencia permanece
en cada recoveco de las
habitaciones y sombras
que acompañan mi
soledad...
Tus palabras las llevo
en la memoria que
acompaña mi dolor...
Y siempre quedará tu
recuerdo, de todo lo
que hemos vivido...
Eso, nadie nos lo puede
quitar....


por Judith hace 1 año

Cuando menos es mejor

Está pasando todo y nada. El mundo no se detiene, pero parece que se ha detenido el tiempo en un agujero de gusano hecho de luz, y no precisamente de la que regalan los astros. Estamos viviendo un Más Allá antes de tiempo; una sinfonía de vida trastabillando sobre una cuerda floja, con un conteo regresivo disonante cuyo fin se estira en la espera de lo intangible que eriza la piel. Estamos gan...


por Nuria de espinosa hace 1 año

El pueblo

El viejo autor evocaba su infancia en sus conferencias. Sus primeras obras literarias que hablaban sobre la vida en el campo, los aperos de labranza y hierro forjado; en realidad su propia infancia rodeada de labriegos arando y cultivando la tierra. Explicaba sus recuerdos, las mujeres bajo el techado tejiendo al amparo del sofocante calor. Y como al anochecer, la plaza del pueblo se llenaba de mu...


por Nuria de espinosa hace 1 año

Mi libre Albedrío

No hay magia en mis escritos. Solo letras de una soñadora. A veces con el labriego, y otras con un castillo pero la mayoría en soledad.
Matices grises me acompañan en mi libre albedrío.
Es como la oscuridad que empaña mi alma y recibe apatía de los demás. Un escudo forjé en mis entrañas para que nadie lo pudiese traspasar.
No hay matices en mis mañanas, que acompaña mi agonía, so...

Página 2