por Jonathan Estrella hace 3 meses

Ángel para un infortunio

Cuando estos, mis ojos, ya fatigados
el horizonte de ocasos maquillen;
cuando mi alma y cuerpo desorientados

vaguen por las sombras y más no brillen;
cuando mis manos ultra temblorosas
nada escriban y nada maravillen;

cuando mis piernas rotas e infructuosas
sin brújula ni norte andar pretendan;
cuando las estrellas otrora hermosas

ya junto a la noble luna no esplendan;
cuando dis...