por Anyi Vargas hace 3 meses

Un seísmo bajo nuestros pies. (Microrelato)

Danzaban las flores al compás de la brisa, sirviéndonos de espectadoras. Se estremecía el alma mía. Allí, con mi corazón dando brincos, sus ávidos labios besaban los míos. Un beso sutil, y a la par desesperado, buscaba saciar una apetencia que no se regía por límites. Un beso que me despojó de la cordura. Un beso que endulzó mi paladar. Un beso de esos que saben cómo hacerte ir más a...