por Judith hace 1 mes

Decisión

Si pudiésemos de una buena vez aceptar las diferencias, fuéramos un poco más felices. Pero ir contra corriente es inherente al ser humano, no importa lo que pongamos en juego, incluso la propia felicidad, o la de aquellos que amamos. Todo con tal de dejar nuestra huella de humanos deshumanizados. Por eso, hace mucho tiempo dejé de ser persona; en esta otra realidad me va mejor, aunque no sea l...