por Heddy Lorenzo hace 10 meses

Mi casa

Sin darme cuenta, la verdad es que no sé cómo fue, pero me desperté en mi casa rodeado de amores. Tú, los animalitos, las matas y ese calor de mi tierra. Caminé toda la noche a través de montañas y calles. Pasé el mar de los tormentos. Aquí estoy abrazándolos y viendo a la pereza mamá, su hijito ya independiente, guindados y comiendo de su exquisito yagrumo. ¡Qué alegría de amanecer!...